Corea del Norte: primer brote de Covid y decimosexto lanzamiento de misiles

Corea del Norte: primer brote de Covid y decimosexto lanzamiento de misiles

Asia Corea del Norte: el misterio de los «casos cero»

Corea del Norte fue de los primeros países que reaccionó tras el primer brote de coronavirus en Wuhan en enero de 2020. Selló, aún más, sus herméticas fronteras y se aisló, aún más, del resto del mundo. Cortó todo contacto y comercio con su gran y prácticamente único socio comercial, China. También con su otra aliada, Rusia. Fueron pasando los meses y este país con 25 millones de habitantes seguía oficialmente libre de Covid. Era complicado que el virus se colara por una puerta que nunca se abría.

Hace mucho tiempo que en Pyongyang dejaron el tema de la pandemia en un segundo plano para retomar los juegos con misiles de Kim Jong-un. Hasta 15 pruebas lanzando cohetes al mar ha realizado el régimen en lo que va de año. Nunca antes había hecho tantos lanzamientos en tan poco tiempo. Y los analistas llevan días auspiciando que aún falta el plato fuerte: una prueba nuclear.

Pero un inesperado incidente ha cambiado las prioridades de Kim: su país acaba de anunciar el primer caso de coronavirus más de dos años después del comienzo de la pandemia. Así lo ha anunciado la agencia estatal de noticias KCNA. La variante ómicron ha logrado colarse por las fronteras del país más aislado del mundo. El positivo fue detectado el 8 de mayo en Pyongyang.

Por ahora, la información que ha transcendido es que el líder norcoreano ha ordenado un cierre nacional aún más severo. Esto sobre todo afectará a las pequeñas reaperturas comerciales durante los últimos meses con la vecina China, el único salvavidas económico que el empobrecido país tiene para evitar una gran hambruna que cada vez asoma con más fuerza.

Según la agencia KCNA, el Politburó del Partido de los Trabajadores «admitió» que ha habido una «brecha» en el frente de cuarentena de Corea del Norte contra el Covid-19 mantenido durante los últimos dos años y aprobó una resolución para la transición a un sistema antiepidémico de «máxima emergencia».

Los expertos en el país asiático llevan desde el principio de la pandemia alertando sobre el daño demoledor que el Covid podría provocar en Corea del Norte. Salvo en Pyongyang y en la ciudad de Hamhung, apenas cuenta con hospitales ni ambulancias.

Según el Índice de Seguridad de Salud Global publicado por la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos), el país asiático está entre las peores naciones del mundo en términos de preparación para un brote de enfermedad. El régimen autoritario lo sabe y por ello se ordenó muy rápido un bloqueo masivo, sacrificando las exportaciones que entran por China, que representa el 90% de todo su intercambio comercial.

Pyongyang se quedó sin importar alimentos, combustible, fertilizantes o textiles. Ni siquiera vacunas. Desde COVAX, la plataforma creada por la OMS para garantizar el acceso equitativo de las vacunas a los países más pobres, dijeron el año pasado que habían asignado 8,1 millones de dosis a Corea del Norte, suficientes para vacunar a más del 15% de su población. Los sueros se enviaron, pero nunca se supo si en los puertos norcoreanos se llegaron a descargar los contenedores que los portaban. Se cree que entre la población aún no se ha administrado ninguna de las vacunas que arribaron.

A principios de este año, debido a una escasez de alimentos y a la mayor recesión económica desde 1997, que comenzaba a recordad a la «Marcha Ardua», término que se utiliza para referirse a la lucha durante la gran hambruna de los 90, el líder Kim ordenó una reapertura temporal de algunos servicios ferroviarios con China para recibir suministros. Sin embargo, la semana pasada la noticia fue que el comercio transfronterizo se había vuelto a suspender por los nuevos brotes que están golpeando el país vecino.

Tras la noticia del primer positivo de Covid en Corea del Norte, algunos expertos señalan que el único sitio por el que se ha podido colar a una tierra supuestamente virgen para el virus, ha sido a través de China.

Deja una respuesta