Israel y Yihad Islámica, enfrentados en la peor escalada desde 2021

Israel y Yihad Islámica, enfrentados en la peor escalada desde  2021

Oriente Próximo Escalada tras el ataque israelí contra un cabecilla de Yihad Islámica en Gaza

Egipto ha intensificado este domingo las gestiones en Israel y la Franja de Gaza para pactar una tregua o, al menos, una tregua humanitaria de varias horas, mientras el Ejército israelí y Yihad Islámica siguen sus ataques en la peor escalada desde hace más de un año. Para que la tregua sea posible, Egipto es consciente que el grupo islamista Hamas, que controla Gaza, debe seguir al margen del enfrentamiento y que Yihad, que recibe instrucciones directas de Irán, considere, como admiten hoy a medios afines, que ha logrado vengarse por la muerte de sus cabecillas y miembros de su brazo armado.

Como la del jefe militar de Yihad en el sur de Gaza, Jaled Mansur este sábado por la noche, o la del comandante del norte, Taysir al Yabari en el ataque selectivo israelí que inició la escalada el pasado viernes. Desde entonces, al menos 29 palestinos -en su mayoría milicianos-, y varios civiles -entre ellos seis niños y dos mujeres- han muerto en la ofensiva aérea en el enclave densamente poblado. Yihad denuncia que un ataque israelí este sábado por la noche en el campo de refugiados de Jabalia causando cinco muertos, entre ellos cuatro niños,mientras que desde el Ejército responde que su último ataque en esa zona fue por la tarde y no por la noche y denuncia que los civiles palestinos aparecieron allí debido a un lanzamiento de proyectil fallido del grupo yihadista. En el lado israelí, una veintena de heridos y sin muertos debido a las baterías defensivas «Cúpula de Hierro» que neutralizaron con un éxito del 95% los proyectiles disparados contra centros urbanos que ciudadanos se mantuvieron, sobre todo en el sur, en refugios y cuartos sellados. El resto de cohetes cayó en campo abierto israelí, el mar o en territorio gazatí.

Yihad ha lanzado más de 400 proyectiles llegando a ciudades cercanas como Sderot, su blanco habitual, y más lejanas como la céntrica Tel Aviv mientras anunció que intentó alcanzar el aeropuerto Ben Gurion pero el cohete fue interceptado en la zona de Modiin. La Fuerza Aérea israelí, por su parte, atacó comandos que lanzaban cohetes, bases y depósitos de armas de Yihad que los servicios de Inteligencia tenían marcados para golpearlos en la primera oportunidad. También atacó un edificio de varias plantas en Gaza tras avisar previamente para su evacuación . A diferencia de otras escaladas, Israel no bombardea posiciones de Hamas con el objetivo de no involucrarle y apunta todos sus misiles en la Yihad.

«Hemos frustrado y continuaremos frustrando ataques terroristas y lanzamientos de proyectiles desde Gaza. Nuestro objetivo es eliminar las amenazas del grupo terrorista Yihad y restaurar la calma y seguridad en el sur del país «, declara el ministro de Defensa, Benny Gantz sobre una decisión tomada , según Israel, después de que Yihad ignorara las peticiones de Egipto y Hamas de no responder a la detención de uno de sus principales líderes en Cisjordania a principios de semana. La cúpula militar y política de Israel quiso romper la situación de tensa espera que había paralizado varios días zonas limítrofes con Gaza con el malestar incluido de sus ciudadanos.

» Dimos a Hamas una oportunidad para calmar a Yihad en sus intentos de aterrorizar a nuestros habitantes en el sur pero no lo hizo «, señala el jefe de la Comisión de Defensa y Exteriores del Parlamento, Ram Ben-Barak que pertenece al partido del primer ministro, Yair Lapid. Acusado en los últimos años por sus rivales de inexperto en temas militares, el ex periodista y líder centrista fue el que tomó la decisión final pese al riesgo de un enfrentamiento a gran escala mientras encabeza un Gobierno de transición y apoyó por un partido árabe israelí que tras los comicios del 1 de noviembre, podría ser clave en la Knésset.

«Nuestra prioridad ahora es responder a los crímenes de la ocupación. La batalla actual no terminará en uno o dos días, sino que continuará para agotar a la entidad sionista», avisa el portavoz de la Yihad Islámica, Daoud Shehab y añade que «la Cúpula de Hierro no ayudará a proteger a los sionistas de la respuesta de la resistencia».

Debido al cierre israelí de pasos fronterizos ante las amenazas concretas de Yihad de los últimos días, Gaza no recibe combustible por lo que podría quedarse sin electricidad. Quienes pagan también el precio de la escalada son los 14.000 gazatíes que desde hace un año entran diariamente en Israel para trabajar.

«Si hay una oferta de tregua, Israel no se negará», afirman fuentes del Gobierno israelí al Canal 2. La mediación egipcia desea convencer a Yihad Islámica, sin responsabilidades de Gobierno como Hamas en Gaza y patrocinado por Irán, a que acepte la tregua . En Israel señalan que las amenazas de esta semana tienen origen en Teherán donde el líder de Yihad Ziad Najalah se ha reunido este sábado con el comandante de la Guardia Revolucionaria iraní, Hossein Salami. » Los israelíes pagarán otro alto precio por su reciente crimen «, dijo el oficial iraní, según los medios locales, en un mensaje calcado al de portavoces de la milicia palestina. «La Guardia Revolucionaría, que apoya a Yihad, no pagará los salarios de los residentes de Gaza»,a los líderes de Yihad Islámica en el extranjero de «dañar gravemente la vida del pueblo de Gaza«.

Hamas se limita a apoyar retóricamente al segundo grupo más importante de Gaza pero no se suma a sus ataques como le piden Yihad e Irán y sí hace por ejemplo el Comité de Resistencia Popular. Pero Hamas podría lanzar proyectiles si hay un alto número de civiles muertos en Gaza o si estallan choques en la Explanada de las Mezquitas (Islam) o Monte del templo (judaísmo). Este último escenario podría ser factible este domingo dado que está prevista que judíos visiten el santuario de Jerusalén con motivo de Tisha BAv en la que conmemoran la destrucción de los dos Templos judíos.

El brazo armado de Yihad Islámica declaró hoy domingo haber lanzado cohetes hacia Jerusalén, poco después de que retumbaran sirenas cerca de la ciudad, según el ejército israelí. «Hace poco, hemos lanzado cohetes hacia Jerusalén» anunciaron las brigadas Al-Qods en un comunicado, informa Afp. Es la primera vez que se lanzan proyectiles contra Jerusalén desde el inicio de la escalada armada en curso con Israel en la Franja de Gaza.

Por otro lado, ante el temor del lanzamiento de proyectiles contra Tel Aviv como anunció Yihad, el partido amistoso entre el Atlético de Madrid y la Juventus previsto este domingo en el Estadio Bloomfield en la ciudad israelí se ha suspendido.

Deja una respuesta